Posted in Cine

Primeros conceptos para editar vídeos

Sin duda, el mundo audiovisual ha conquistado nuestro mundo. Nos pasamos el día haciendo fotografías, viendo vídeos por la red y disfrutando de la televisión por las noches. Tanto es así, que cada vez más personas quieren ser cineastas o hacer sus propias películas caseras. Esto no es algo nuevo, por supuesto, pues hay vídeos familiares desde que las primeras cámaras de vídeo se comercializaron y se hicieron populares. Pero, actualmente, lo tenemos más fácil que nunca. Ya ni siquiera necesitas una cámara de vídeo, solo necesitas algo que todos tenemos: un móvil.

Cómo editar vídeos: ¿tan fácil como parece?

Parece que hoy en día hay muchos Spielberg y George Lucas sueltos. Todos pueden editar sus vídeos con algún programa o aplicación. Ya no necesitas tampoco tener grandes equipos ni profundos conocimientos cinematográficos para saber cómo editar vídeos, pero es algo que no nos podemos tomar tan a la ligera. Sin un sentido del ritmo y conceptos básicos de edición de vídeo, seguramente no consigamos ese resultado que esperamos. Nos hemos montado la película en nuestra cabeza, pero no podemos plasmarla en vídeo. Para ello, siempre viene bien consultar una buena guía para editar videos como el manual paso a paso de tueditordevideos.com. Se trata de una serie de consejos básicos para empezar a editar tus vídeos.

La cámara de vídeo

Aquí vamos a ver una serie de consejos de tipo práctico cuya aplicación diferencian la forma de usar una cámara por un aficionado con buenas intenciones, de la de un fotógrafo o camarógrafo profesional. La cámara es una herramienta muy sensible, que no admite un uso inadecuado. A partir de ahora me voy a referir a las cámaras de vídeo más pequeñas, la categoría más extendida, salvo que haya algún dato concreto que sea destacable en otro formato.

Cómo sujetarla

La cámara es como un pajarillo, tómela en sus manos con firmeza para que no se escape pero con suavidad, porque es delicada. Lo primero: cuélguela de su cuello con la correa. No se fíe, en cualquier momento se le puede soltar de la mano. El ajuste de la correa es importante. Asegúrese de que están las sujeciones perfectamente enganchadas y que la altura a la que queda, una vez colgada no es excesiva ni demasiado corta. Si le queda sobre el pecho o un poco más baja, perfecto. Cuando vaya a disparar, sujete con su mano derecha el cuerpo, usando el pulgar para manejar la rueda que se sitúa donde la analógicas tenían la palanca de paso de película y el índice sobre el disparador. La mano izquierda, bajo el cuerpo, sosteniéndolo con la palma y con los dedos índice y pulgar manipulando el zoom o el foco. Pegue los codos al cuerpo o úselos para apoyarse en paredes, farolas o cualquier cosa que le pueda servir de apoyo.

Si la toma es vertical, apoye sobre la mano izquierda y levante la derecha. Sujete firmemente la cámara contra su rostro, guiñe su ojo izquierdo y mire por el visor. La pantalla digital es muy útil después para comprobar, pero le aconsejo que haga la toma encuadrando y enfocando a través del visor, lo que le permite un apoyo firme y un control de los parámetros de la cámara que aparecen en él (obviamente, si no se trata de una réflex, es muy probable que el visor no sea muy fiable o que simplemente, no exista, en cuyo caso, la pantalla es excelente). Cuando dispare hágalo con suavidad, de lo contrario puede desplazar ligeramente la cámara en el momento de abrirse el obturador y “mover” la toma. Recuerde lo del pajarillo.

Y cuidado con las bolsas o mochilas inadvertidamente abiertas, que al cogerlas vuelcan objetivos, baterías y demás accesorios con el consiguiente estropicio. Parece mentira pero sucede con mucha frecuencia.

Si está usando una cámara de vídeo, la estabilidad es también vital. Lo ideal será usar uno de los muchos modelos de estativos que hay en el mercado, pero si no dispone de uno, hay un truco excelente para estabilizar sus tomas: coloqúese la correa de la cámara al cuello y tire hacia delante hasta tensarla, mientras encuadra con la pantalla LCD. Desplácese con suavidad y verá como la cámara parece que va en un Steadicam.…

Continue reading